La ayuda desinteresada de los dueños del Restaurante Nippon es clave para el reencuentro entre Chieko y Carmen

jueves 17, mayo 2012|

Da las gracias sin parar. En inglés y en japonés. «Arigato», insiste con una sonrisa a medio camino entre la timidez y la felicidad. Chieko Ito ha cumplido su sueño. Viajó a Valladolid desde Yokohama exclusivamente para buscar a su amiga Carmen, con la que perdió la relación hace 35 años, y la ha encontrado. La ayuda desinteresada de los dueños del restaurante Nippon y la difusión de su caso a través de las páginas de El Norte han sido clave para que esta mujer de 67 años se reencuentre con una profesora vallisoletana a la que conoció en Londres hace cuatro décadas en un curso de inglés. «Tiene la misma voz», dice con un entusiasmo abierto cuando se le pregunta por el primer contacto telefónico que ha mantenido con su «alma gemela» de juventud. […]